¿Sabes qué es el bruxismo? 14 diciembre, 2017

Publicado por

¿Rechinas los dientes cuando duermes o estás nervioso? Este hábito se denomina bruxismo, y es un acto en el que se aprietan o frotan fuertemente los dientes, generalmente de manera involuntaria.

El bruxismo suele estar asociado a factores psicológicos como el estrés, la ansiedad o el nerviosismo y en muchas ocasiones parte del tratamiento incluye técnicas y ejercicios de relajación.

Se estima que aproximadamente a un 20% de la población lo padece, no obstante, al ser por lo general involuntario, este porcentaje podría ser mucho mayor, ya que hay personas que desconocen que lo padecen.

Síntomas y consecuencias

El estrés y la ansiedad pueden ser unos factores que afectan a esta patología. No existe una causa concreta ya que, en muchos casos, se puede producir por una acumulación de factores como:

  • Estrés o ansiedad
  • Apnea del sueño
  • Consumo de tabaco, cafeína, alcohol o drogas.
  • Factores genéticos
  • Dientes mal alineados
  • Malos hábitos de sueño

Los efectos que produce esta patología no se reflejan únicamente en la boca, sino que con el bruxismo también pueden verse afectadas zonas como el cuello, producir dolor de oído, sensibilidad a los alimentos calientes o fríos, dolor de cabeza o mandibular.

Apretar o rechinar los dientes de esta forma causa un desgaste prematuro de las piezas y sobrecarga los tejidos que la soportan la mandíbula. Las consecuencias no se manifiestan de la misma forma en todas las personas, pero pueden aparecer como problemas de hipersensibilidad a los alimentos fríos o calientes, mal posiciones dentarias o fuertes dolores faciales, en la mandíbula o los oídos. Son dolencias que puede alertarnos sobre la procedencia del problema.Tratamiento

En primer lugar, lo que se suele prescribir es una férula de descarga, que el paciente utilizará por la noche durante el descanso. Esto evita el contacto directo entre las piezas superiores e inferiores, lo cual previene el desgaste o deterioro de los dientes por fuertes contactos.

La ortodoncia juega un papel fundamental a la hora de mejorar los hábitos bruxistas, ya que permite alinear los dientes, y con su correcta posición minimizamos el desgaste por el roce entre piezas. En muchas ocasiones, al corregir la posición, se consigue que el paciente abandone este hábito.

Además, hay casos en los que como parte del tratamiento se suelen recomendar técnicas y ejercicios de relajación antes de dormir, que ayudan a destensar los músculos, tanto del cuerpo en general, como de la mandíbula en particular.

Categorizado en: , , ,

Esta entrada fue escrita poradmin