Mi tratamiento con Invisalign día a día (Testimonio: Parte 2) 1 agosto, 2015

Publicado por

Hola a todos!!!

En el artículo de hoy os cuento mi experiencia en la segunda y tercera visita a la Clínica Ortonova para la puesta en marcha de mi tratamiento con Invisalign!!.

En la segunda cita, tal y como os adelanté en el primer artículo, elaboramos el Clincheck. Os hablo en plural porque se participa activamente en qué movimientos y cómo quieres que sea el resultado final del tratamiento, eso si, siempre teniendo en cuenta los consejos de la ortodoncista!. Para los que no sepais mucho del tema, el clincheck consiste en ir planificando a través de un programa de tratamiento virtual 3D qué movimientos se le realizará a los dientes para llegar al objetivo final.

Claramente el Clinchek es una pasada, ves como quedará tu dentadura al acabar con todos los alineadores y es realmente motivador!. La visita duró aproximadamente 30 minutos, yo tenía un poco de prisa pero conociendo mi inseguirdad y miedo a los cambios sé que podría  haberme quedado allí horas y horas. Menos mal que la Dra. Maite me mostró en todo momento la seguridad y confianza que necesitaba. Una vez conforme las 2, la Dra.  mandó el Clinchek para que comenzaran a elaborar mis ALINEADORES!!!!!!!

A los pocos días recibí la llamada de Soraya para darme la tercera cita y colocarme los ataches y el primer par de ALINEADORES! Los ataches son pequeños dispositivos realizados de material transparente que realmente os digo que son inapreciables (comprobado con mis compañeras de piso) y que no son necesarios en todos los casos y que se usan para fijar el alineador al diente y moverlo en la dirección correcta.

¿Os cuento como me han puesto los ataches?, para los que os de terror este tipo de procedimientos deciros que no duele para nada y apenas produce molestias…solo las propias de ir a un dentista! jeje!. Me colocaron unos separadores de labios y colocaron como un gel en los dientes no se si para dejar la superficie lisa y para después poner pegamento en los dientes en los que es necesario llevar los ataches. Luego en los alineadores, la Dra. puso algun tipo de pasta (en los huequecitos que lleva el alineador para los dientes con ataches) y me lo colocaron (primero el de arriba y más tarde el de abajo) y con una pistolita de luz dieron calor a cada uno de ellos.

Una vez hecho esto arriba y abajo, la Dra. Maite me realizó STRIPPING (o limado) en algunos dientes para que al moverse encajasen mejor. Yo era un poco reacia a este tipo de procedimientos por el miedo a dejar mucha separación y por la perdida de diente pero la verdad que es mínimo y no se nota. Puede que este proceso se realice varias veces más, en función de como vaya el movimiento de los dientes. Es un poco desagradable, pero se aguanta sin ningún tipo de problema.

Y ya por último vino la parte quizás mas complicada….QUITARSE Y PONERSE los alineadores!! jeje. La primera vez según me dijo la ortodoncista es bastante normal que sea un poco difícil y hoy que os escribo este artículo y llevo tan solo un día con ellos puedo deciros que ya estoy más familiarizada con el tema, y supongo que conforme pasen unos días lo iré haciendo mejor! ;). Además me han dado 3 alineadores más, los cuales me los cambiaré cada 10 días (lo normal es cada 12 días creo, pero como sabéis el tiempo apremia en mi caso). Dentro de un mes tendré una nueva visita  en la que la Doctora revisará que tal va la evolución y me dará más alineadores para continuar el tratamiento.

Para terminar me gustaría hablaros del tema DOLOR: la primera vez que me colocaron los alineadores la verdad que no sentí mucho dolor y eso me dejo muy tranquila, pensé…¡esto sería coser y cantar! Pero un día después os digo que no es del todo indoloro. Noto algo de presión sobre alguno de los dientes delanteros (dientes en los que realmente se realizaran los movimientos principales, ya que es aquí donde tengo el apiñamiento), además de que un lateral de la lengua me roza un poco con la funda y me hace un pelín de daño. De todas formas, os recuerdo que he llevado brackets y puedo deciros que para nada tiene comparación. Recuerdo que el primer día con  brackets no pude ni comer, solo beber, nada sólido, mientras que hoy he comido y he podido masticar sin ningún tipo de problema.

Os dejo algunas fotitos de mi boca, con y sin alineadores para que os hagais una idea. Notar se notan, pero hoy en el trabajo me aseguran que si no digo nada de lejos ni se aprecia y que si me acerco a una distancia prudencial tampoco se nota mucho, aunque los ataches hacen que se vea un poco más.

Espero que para la próxima entrada os pueda contar que todo va viento en popa…!!

Un saludo!!,

Elena.

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita poradmin