Salud Bucal y Deporte 18 enero, 2016

Publicado por

Si eres deportista debes de ser consciente de la importancia de cuidar tu boca y acudir frecuentemente a revisión con tu odontólogo, pues has de saber que cualquier patología puede influir en tu rendimiento. En el artículo de hoy os enumeramos cuáles son las causas de los problemas odontológicos más comunes entre los deportista y cómo podrás prevenirlos.

 

1. Apretamiento Dental

La tensión muscular durante la actividad física implica la contracción de la musculatura facial, en especial maseteros y temporales, protagonistas del conocido problema del bruxismo. En deportistas exigentes estos síntomas frecuentemente suelen continuar durante el resto del día por culpa del estés y la ansiedad. Por este motivo es muy común que los deportistas tengan un excesivo desgaste dental.

Cuando este desgaste es superficial lo más sencillo es protegerlos con una férula de descarga durante la actividad física y el sueño. Cuando el desgaste es tan grande que queda expuesta la destina (la capa que hay debajo del esmalte) suele aparecer hipersensibilidad dental y se deben aplicar técnicas restauradoras (coronas, incrustaciones, etc.) para recuperar el tejido dentaría perdido. La fisioterapia craneal también puede ayudarnos a aliviar la tensión de la musculatura de la cara para reducir este estrés y su consiguiente desgaste dentario.

 

2. Sequedad Bucal

Ésta suele ser ocasionada por una mala hidratación durante el ejercicio y puede provocar la aparición de caries y problemas de encías. La mejor manera de prevenirla es hidratarnos correctamente, mantener una buena higiene bucal y realizarnos una limpieza bucal profesional cada seis meses.

 

3. Demasiados Azúcares

La ingesta contínua de bebidas isotónicas excesivamente azucaradas y un alto consumo de hidratos de carbono produce una mayor probabilidad de caries dental entre los deportistas. Una dieta equilibrada, no abusar de este tipo de alimentos y llevar una correcta higiene dental de nuevo vuelve a ser la clave para prevenir futuras visitas inesperadas al dentista.

 

4. Pérdida de alguna pieza

Si a un deportista le falta algún diente y este no se reemplaza, el alimento no se tritura con normalidad lo que provoca alteraciones del aparato digestivo ya que el estómago se ve sometido a un exceso de trabajo, y un mayor gasto de energía por una digestión más lenta e ineficiente.

 

5. Dientes mal alineados

Si los dientes del deportista no se encuentran alineados correctamente, el reparto de las cargas entre las distintas piezas no se produce de forma equilibrada, viéndose sometidos a más carga unos dientes que otros y produciendo sobrecarga muscular, jaquecas o cefaleas y dolor a nivel cervical. Hay que tener en cuenta que los músculos de la mandíbula son unos de los más potentes de nuestro cuerpo y, si esa fuerza no se reparte correctamente, puede ocasionar numerosos problemas no sólo en nuestra dentadura sino en el resto del aparato locomotor.

 

Y eso es todo!. Si eres deportista y tienes alguno de estos síntomas no dudes en venir a vernos, te haremos un reconocimiento sin ningún coste para ti, para que puedas seguir disfrutando del deporte tranquilo y de una forma segura para tus dientes.

 

deporte y salud bucal

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita poradmin