Pedro M.

Cuando Pedro vino a vernos tenía mucho apiñamiento en ambas arcadas, y la parte izquierda su mordida estaba cruzada. Con ortodoncia Invisalign, tardamos menos de dos años en ensanchar su sonrisa y descruzarla, alineando sus dientes para evitar el desgaste producido por las malposiciones.


¡Y ahora ya puede lucir la sonrisaza blanca y perfecta que siempre había querido!


Publicado por

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita poradmin