Elena F.

Antes de comenzar su tratamiento, Elena tenía los incisivos apiñados debido a que sus arcadas estaban comprimidas. En menos de dos años, hemos conseguido expandirlas y que su sonrisa ahora sea mucho más amplia y bonita. Y para finalizar, un blanqueamiento que ha hecho que sus dientes se vean aún más perfectos si cabe.

Adrián G.

Adrián acudió a nuestra consulta porque tenía apiñamiento severo en la arcada inferior y sobremordida en la  superior. A medio y largo plazo esto podría haberle ocasionado problemas de desgastes en sus dientes. Pero después de su tratamiento de ortodoncia, ahora puede lucir esta sonrisa tan bonita.

Esther D.

Esther nos conoció a través de otro de nuestros pacientes. Se decidió a venir porque no estaba muy contenta con la posición de sus dientes, sobre todo con el colmillo superior derecho y su apiñamiento inferior del sector anterior. Tras 20 meses de tratamiento ha conseguido tener esa sonrisa tan esperada. ¡Enhorabuena Esther!

Vero V

Verónica de 13 años, precisa tratamiento porque uno de sus colmillos se ha quedado incluido en el paladar. Tiene dos opciones: a. Extraerlo y poner un implante o b. Reconducirlo hasta alinearlo con el resto de dientes. Decidimos recolocarlo para mantener su propio diente.

Salomé A

Salomé de 13 años, acude a nuestra consulta de ortodoncia por tener los dientes superiores e inferiores amontonados. Se realizó tratamiento con brackets metálicos durante 24 meses y fue necesaria la extracción de un premolar por cuadrante.

Fernando V

Fernando de 43 años, presentaba espacios entre los dientes superiores es inferiores. Su tratamiento duró 18 meses y no fue necesario quitar el frenillo ni reconstruir los dientes tras el tratamiento.

Debora A

Debora de 14 años, acude a nuestra consulta con gran complejo porque uno de sus colmillos se ha quedado alto con aspecto de Drácula. Además presentaba falta de espacio para la erupción de otro diente superior. No fue necesario quitar ninguna pieza. Simplemente se amplió el maxilar superior, sin cirugía.

Pepi G

Pepi no pensaba que a sus “taitantos” años de edad pudiese mejorar la posición de sus dientes. Hacía tiempo que le dijeron que su caso sólo se podía corregir con cirugía. Hasta en su trabajo se rieron de ella el día que dijo que iba a comenzar su tratamiento… Lo que finalmente le animó fue…